Mayo es el mes de la etnia negra, y Panamá lo celebra por todo lo alto. El objetivo, resaltar y visibilizar la riqueza cultural y el legado del continente africano en nuestro país. Una historia cultural, gastronómica, artística y musical que se remonta a más de cinco siglos.

El legado cultural

Una de las principales aportaciones de la comunidad afroantillana en Panamá en materia de cultura es la que deriva directamente de la música. El calipso llegó a Panamá de la mano de los primeros inmigrantes afroantillanos. Este tipo de música ha servido para establecer la base rítmica de la mayoría de los géneros musicales folclóricos del país como el tamborito, el congo, el bullerengue, el bunde y la cumbia panameña.

El calipso ha sido sin ninguna duda el género que más ha triunfado de cuantos trajeron los afroantillanos, sobre todo en zonas como Bocas del Toro o Colón, donde históricamente se producían los principales asentamientos. Una de las peculiaridades que desarrolló el calipso panameño fue que por primera vez se cantó en español.

Además del calipso, fueron los afroantillanos quienes también introdujeron en Panamá ritmos como la soca, el kompa haitiano o el reggae.

Los afropanameños de raza negra representan un 20% de la población total de Panamá, aunque más del 56% de la población tiene algún afrodescendiente o antepasado africano

 

La gastronomía, base de casi todas nuestras recetas

La gastronomía panameña se ve estrechamente ligada a su historia. Al igual que ha sucedido desde que se formó el istmo de Panamá, el país ha ido adoptando la gran diversidad de sabores que llegaban con las olas migratorias. En la cocina panameña podemos ver grandes vestigios de la comida asiática, de la europea y cómo no, de la afroantillana, de quienes todavía se mantienen numerosos platos y recetas.

La comida afroantillana en Panamá, la podemos encontrar sobre todo en la provincia de Colón, así como en Bocas del Toro, parte de Darién y en algunos barrios de la ciudad de Panamá, como Río Abajo. Los productos del mar son los principales protagonistas de una gastronomía rica en especias y donde la explosión de sabores no deja indiferente a nadie. Dentro de la comida afroantillana también se pueden encontrar platos dulces del gusto de los más golosos, como el plantintá o el famoso pan bon.

Las tradiciones afroantillanas nunca mueren

Otra de las herencias que dejó la inmigración afroantillana se ve reflejada en las tradiciones que aún perduran, como el Festival de Congos y Diablos que se celebra desde hace ya más de diez años en la localidad colonense de Portobelo. Este evento se celebra con el propósito de potenciar un proceso de rescate y preservación del patrimonio cultural intangible de la región, a la vez que fortalecer el sentido de identidad y pertenencia de sus habitantes y ofrecer un espacio de encuentro y disfrute de manifestaciones culturales únicas al público asistente.

Cada dos años y durante el mes de marzo, miles de personas llegan a esta localidad de la costa caribeña, con la intención de disfrutar de la cultura y tradición afroantillana que rebosa en sus calles. Puestos de artesanías, músicas y bailes tradicionales se ponen de manifiesto durante la celebración del festival en la que el colorido y el folclore se pueden encontrar a partes iguales.

 

Gran concierto África en América

Cine, música, arte y conferencias, entre otras actividades, completan el programa del Festival “África en América 2018”. Esta edición se centra en destacar la ruta de la emancipación y está organizada por la Alcaldía de Panamá con el apoyo de diversas instituciones y organizaciones, entre ellas Banesco Panamá.

El sábado 19, la música en vivo se tomará el Figali Convention Center por ocho horas, con el Gran Concierto África en América, un espectáculo variado y multimedia, que contará con la Orquesta Aragón de Cuba, el cantante Fantan Mojah de Jamaica y la diva panameña Yomira John. Además, los asistentes disfrutarán de un gran homenaje a los Combos Nacionales, además de grupos de danza, de góspel, y performance.

Y para llenar el estómago, nada mejor que disfrutar de las delicias gastronómicas afropanameñas, en el tercer Corredor Gastronómico que se habilitará en el recinto.