Los ODS son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Son 17 objetivos en total que fueron propuestos por las Naciones Unidas en 2015 y ratificados por 193 líderes del mundo. El objetivo, cumplir una serie de metas para lograr el desarrollo sostenible en el marco de la Agenda 2030.

Los ODS conllevan un espíritu de colaboración y pragmatismo para elegir las mejores opciones con el fin de mejorar la vida de manera sostenible para las generaciones futuras. Asimismo, proporcionan orientaciones y metas claras para su adopción por todos los países en conformidad con sus propias prioridades y los desafíos ambientales del mundo en general.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible están interrelacionados. Es decir, con frecuencia, la clave del éxito de uno, involucrará las cuestiones más frecuentemente vinculadas con otro. Cada uno de los diecisiete ODS está enfocado en resolver un problema mundial puntual. Estos son los 17 ODS:

Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición así como promover la agricultura sostenible.

Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Lograr la igualdad entre los géneros y emponderar a todas las mujeres y las niñas.

Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Energía asequible y no contaminante: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.

Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.

Reducir la desigualdad en y entre los países.

Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

 

Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras, y detener la pérdida de biodiversidad.

Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

¡Bye bye bolsas plásticas!

Cada año se consumen en el mundo unas 500.000 millones de bolsas plásticas. Una persona promedio utiliza alrededor de 350 a 400 bolsas de plástico por año. Muchas van a parar a las carreteras o a nuestros mares, destruyendo el entorno marino. Según cifras...

No es RSE toda la filantropía que reluce

Cada día más empresas han adoptado en sus políticas corporativas la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Impulsar acciones para ayudar a los otros es totalmente válido, pero solo las iniciativas sostenibles en el tiempo son las que marcan la...