¿Tienes mascota y cada vez que sales de casa te da pena dejarle, o eres de esas personas que no tiene mascota porque “va a pasar mucho tiempo sola”? La solución es fácil: llévate tu mascota al trabajo. Está ampliamente comprobado que las mascotas son de gran ayuda y, por eso, son utilizadas en innumerables terapias con gente de todas las edades pero, ¿qué pueden aportar en el ámbito laboral?

 Está comprobado que el estrés y la ansiedad de aquellos que van con sus mascotas al trabajo se ve considerablemente reducido en presencia de sus mascotas. Para llegar a esta conclusión, se realizó un estudio en el cual se recogía una muestra de saliva de tres personas, una que llevaba su mascota al trabajo, otra que dejaba su mascota en casa y otra que no tenía mascota. Al principio del día los niveles de hormonas del estrés era el mismo en los tres sujetos, pero a medida que avanzaba el día se podía comprobar cómo tanto la persona que había dejado a su mascota en casa como la que no tenía mascota tenían mayor estrés que la persona que había acudido a trabajar con su mascota. Además, el mismo estudio llegó a la conclusión de que las personas sin mascota percibieron que la presencia de las mascotas de sus compañeros era positiva para el ambiente en la oficina.

Otro de los beneficios que aporta la presencia de mascotas en el ambiente laboral es que otorgan a la oficina un ambiente de mayor y mejor comunicación con los compañeros. No es de extrañar este beneficio, puesto que a menudo surgen en la calle conversaciones en torno a los animales que nos acompañan, que se vuelven el foco de atenciones de aquellos que simpatizan con las mascotas.

 La presencia de mascotas en el trabajo fomenta también la creatividad y aumenta la productividad. Es ya sabido que es muy importante hacer pausas breves durante la jornada laboral, por salud física así como mental, y qué mejor manera de hacer esta pausa que paseando o jugando con tu mascota durante este breve espacio de tiempo, algo que también ayuda a reducir el número de bajas laborales en una empresa.

 Algunas de las empresas más punteras, como Google o Amazon, llevan varios años permitiendo que sus trabajadores acudan a la oficina acompañados de sus mascotas, demostrando que el hecho de tener oficinas pet friendly no les ha impedido continuar siendo las empresas líderes en sus correspondientes sectores, de hecho, todo lo contrario, gracias al alto rendimiento de sus empleados, estas empresas no dejan de crecer. Del mismo modo, otras como Mars o Ben & Jerry’s también han transformado sus espacios en lugares cómodos y amigables para las mascotas.