El Día Mundial del Agua que se celebra el 22 de marzo de cada año, fue creado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) con la intención de crear conciencia sobre la importancia del agua dulce y de las 2.200 millones de personas que viven sin acceso a agua potable. Así como, en aras de abordar la crisis mundial del agua, basados en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: agua y saneamiento para todos a más tardar en el año 2030.

Quizá una de las maneras más directas de crear conciencia es conociendo las cifras más actuales de la crisis de agua. A continuación las más importantes.

El mundo y el agua, según la ONU: 

de cada 3 personas vive sin agua potable

MILLONES de personas podrían estar viviendo en áreas donde el agua es escasa durante al menos un mes al año, para 2050

bebés podrían salvarse cada año con un sistema de saneamiento y un suministro de agua adaptados al cambio climático

Este año el foco tras el Día Mundial del Agua es sobre la relación entre el agua y el cambio climático y cómo ambos están directamente vinculados.

De acuerdo con la ONU, la campaña 2020 muestra cómo nuestro uso del agua ayudará a reducir las inundaciones, las sequías, la escasez y la contaminación, y ayudará a combatir el cambio climático. “Al adaptarnos a los efectos del cambio climático en el agua, protegeremos la salud y salvaremos vidas. Y, al usar el agua de manera más eficiente, reduciremos los gases de efecto invernadero”.

Así que el mensaje clave de la ONU para este día se resume en tres puntos relevantes:

  • No podemos darnos el lujo de esperar. Los responsables de la política climática deben poner el agua en el centro de los planes de acción.
  • El agua puede ayudar a combatir el cambio climático. Existen soluciones de agua y saneamiento sostenibles, asequibles y escalables.
  • Todos tienen un papel que desempeñar. En nuestra vida diaria, hay pasos sorprendentemente fáciles que todos podemos tomar para abordar el cambio.