¿Quién no ha escuchado de niño a su madre o a su padre decirle que hay que ser amable? Una persona amable es alguien respetuoso, educado, complaciente y afectuoso. Por si no lo sabías, la bondad tiene también su día internacional y es el 7 de abril.

El  Día Internacional de las Buenas Acciones comenzó en 2007, impulsado por la empresaria y filántropa Shari Arison y organizado por la ONG Ruach Tova, parte de la Ted Arison Family Foundation, la rama filantrópica del Grupo Arison. Desde entonces, este movimiento se ha internacionalizado llegando a unir en este día a millones de personas de todo el planeta.

La edición de 2018 fue la que más repercusión ha obtenido de las celebradas hasta la fecha. El año pasado involucró a 3.500.000 personas de 100 países que participaron en 20.000 proyectos.

Pero, ¿en qué consiste exactamente el Día Internacional de las Buenas Acciones? El objetivo es que todos nos demos cuenta de que es imprescindible realizar actos de bondad con las personas de nuestro entorno que más lo necesitan, porque esa bondad también te llegará a ti.

Es ya tal el alcance de esta celebración de las buenas acciones que son muchas las empresas que se han sumado a esta tendencia del kindness o amabilidad.  Las compañías que participan de este Día Internacional realizan actos de bondad aleatorios que han generado gran repercusión en redes sociales.

En ejemplo de este tipo de acciones  lo llevó a cabo la compañía aérea holandesa KLM  con su campaña KLM Surprise. Esta iniciativa consistió en que todos sus pasajeros tuvieran acceso a numerosos detalles por parte de la compañía mientras esperaban a realizar el abordaje de su avión. La campaña tuvo una gran repercusión positiva en redes sociales.

Y es que la amabilidad es contagiosa y está demostrado. Un estudio de los psicólogos Simone Schall, de la Universidad de Cambridge, Jean Roper, de la Universidad de Plymouth y Daniel M.T. Fessler de la Universidad de California, concluyó que observar comportamientos de amabilidad nos hace ser más amables con los demás. Los análisis de las conductas de determinados grupos y personas permitieron a estos científicos deducir que exponer a una persona a una conducta prosocial por parte de otros, aunque sea brevemente, estimula la conducta prosocial en ellos y los hace más dispuestos a ayudar y colaborar con otras personas.

La amabilidad es contagiosa. Sé amable y  bondadoso, y lo serán contigo ¡Predica con el ejemplo!

¿Ya conoces #ContigoEnLaIgualdad?

“En Banesco, la igualdad es nuestro credo, nuestra esencia, nuestra estrategia; y será siempre nuestro norte”, indicó quien para el momento del lanzamiento ejerciera como CEO de Banesco Panamá, Carlos Alberto...

Una mascota en tu oficina

¿Tienes mascota y cada vez que sales de casa te da pena dejarle, o eres de esas personas que no tiene mascota porque “va a pasar mucho tiempo sola”? La solución es fácil: llévate tu mascota al trabajo. Está ampliamente comprobado que las mascotas son de...